*

La UBA tendrá traducción simultánea para alumnos con discapacidad auditiva y visual

 

alt="discapacidad auditiva"

El Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires creó un Programa de  Accesibilidad Académica, con el cometido de posibilitar la plena accesibilidad comunicacional, pedagógica y física de los estudiantes con discapacidad auditiva, visual o motriz.

La propuesta supone la implementación de intérpretes en lenguas de signos, que posibilitará la transmisión en tiempo real de lo explicado en las clases, la ejecución de audiodescripciones y subtitulación del material didáctico. Asimismo, se planea instalar amplificadores dentro de las aulas que permiten una transmisión del sonido sin los efectos adversos de la distancia o el ruido de fondo para quienes utilizan audífonos o implantes cocleares.

Susana Underwood, coordinadora del programa, afirma que este programa “se apoya en el uso de herramientas tecnológicas que hagan más accesible el camino a nuestros estudiantes a veces, un simple cambio de hábito por parte del docente es suficiente para garantizar la correcta comprensión del español”. Además, “como docente, pienso en la sensación de fracaso que podremos evitarles a nuestros alumnos, cuando a la hora de acceder a la lecto comprensión tienen alguna barrera que se los obstaculiza”, concluyó la coordinadora, quien defendió la idea de “incluirlos a todos en una educación universitaria de calidad”.

“La propuesta supone la implementación de intérpretes en lenguas de signos, la ejecución de audiodescripciones y subtitulación del material didáctico”

2.498 estudiantes de grado declararon tener alguna discapacidad, según el censo de la UBA. De ese grupo, 210 manifestaron tener una dificultad visual y 356 discapacidad auditiva. Aunque, según declaró Gustavo Galli, responsable de la Secretaría de Extensión de la UBA y Bienestar Estudiantil, de cuya área depende el programa, “la pregunta sobre discapacidad no era obligatoria, por lo que no necesariamente refleja la cantidad de personas con discapacidad que estudian en la UBA. De todas maneras, esa medición nos permitió tener la aproximación”.

Este Programa de Accesibilidad Académica está en línea con la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, sancionada por la ONU en 2006, “el programa se orienta a la eliminación de las barreras que impiden el ejercicio de los derechos”, concluyó Galli.