*

Un estudiante diseña un programa informático para tratar la discapacidad motriz

Un estudiante de doctorado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) diseñó un software interactivo que podría ser una herramienta de apoyo en la rehabilitación de personas con algún grado de discapacidad motriz. “El proyecto inició con el interés de crear soluciones que puedan ser un apoyo para las personas con algún tipo de discapacidad física: extremidades superiores, inferiores, espalda, etcétera”, indicó el alumno Héctor Cardona Reyes, en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Cardona Reyes agregó que su objetivo es abonar un “granito de arena” mediante aplicaciones, así como fomentar el uso de la tecnología en las terapias, como la ocupacional que se centra en las extremidades superiores, es decir, las manos y los brazos. El estudiante comentó que antes de comenzar el desarrollo del software realizó una investigación en la que tuvo una intensa interacción con el personal del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF). Dijo que trabajó de manera directa con algunos pacientes para conocer los diferentes tipos de discapacidad física, así como sus afectaciones y las limitaciones de las personas que padecen alguna discapacidad.

“Dentro de la problemática observé que las personas para acudir a una institución, ya sea privada o pública, deben hacer varias cosas que implican costos y esfuerzos”, mencionó el alumno. “Entonces, qué mejor que brindarle un software para que pueda, sin salir de su casa, realizar actividades que tengan el visto bueno por los especialistas”, añadió. Cardona Reyes comenzó a proponer soluciones donde combinó el desarrollo de aplicaciones con el manejo de nuevas tecnologías, para que el proyecto fuera una herramienta de apoyo en terapias sin que sustituyera una terapia física.

“Busqué las tecnologías disponibles que le puedan facilitar a la persona interactuar con un sistema: qué lenguaje de modelado, qué lenguaje de programación, qué técnicas reproducir en el software, en qué plataformas, si es adecuado para cierto número de personas, en web o en escritorio, etcétera”, detalló. El estudiante inició después el trabajo con las manos, pues para un usuario regular lo común es utilizar un teclado, pero para una persona con discapacidad en las manos no es fácil tomar un mouse o un teclado, por lo que era necesario un sensor.

El sensor seleccionado para el proyecto fue el Leap Motion, el cual detecta los dedos, las manos y parte de la muñeca o antebrazo, lo que permite operar un software interactivo que incluye elementos virtuales y dinámicas. Estos elementos pueden servir de terapia al paciente y que, a su vez, lo motivan y ayudan a adquirir habilidades como coordinación y destreza, expuso el estudiante. “Actualmente se encuentra en una segunda vuelta de pruebas, ya hice algunos desarrollos, hice algunos juegos, incluso para niños, donde el niño utiliza la coordinación en un juego de naves”, comentó. El estudiante indicó que el software permite capturar y grabar toda la información que se genera en las sesiones, así como almacenarlas y obtener un análisis que permita a los pacientes y a los especialistas revisar los avances de la terapia.

Cardona Reyes precisó que el programa estará disponible en un plazo de un año, pues falta refinar el trabajo para que se pueda utilizar de manera masiva. El alumno añadió que la idea también es ir incluyendo dispositivos más económicos o populares, como el Kinect o una tableta, esto con el propósito de que este software sea un soporte de rehabilitación asequible para los pacientes.

Para más información haz clic AQUÍ

Papel, lápiz y tecnología

Hace unos días estaba hablando con mi prima de 13 años y me dijo que en su colegio ya no usan libros, sino que usan tabletas, en las cuales se descargan el temario. Lo cierto es que me quedé muy sorprendida por la normalidad con la que lo dijo y sobre todo porque no hace mucho tiempo desde que yo deje de ser estudiante, lo que significa que las cosas han cambiado radicalmente en muy poco tiempo.

Recuerdo que siempre usé papel y lápiz. El móvil que tenía era un Nokia mp3 azul y blanco, sin whatsapp (porque aún no existía) y un Ipod nano para escuchar los hits del momento (nada de Spotify), y ahora todo eso es prehistórico.

Cinco años, más o menos, han bastado para que las tecnologías hayan revolucionado nuestra forma de vivir. Menos de uno para pasar del Nokia mp3 a la blackberry, y tan sólo unos meses para pasar de la blackberry al Smartphone. Esto demuestra que las tecnologías no son más que un elemento de adaptación y de evolución para facilitar la comunicación, entre muchas otras cosas.

Las tecnologías se están adaptando a nosotros, o nosotros nos estamos adaptando a las tecnologías. Sea como sea la fórmula correcta, lo cierto es que en distintos ámbitos estas sirven de apoyo e incluso, empiezan a ser imprescindibles. En la universidad, la informática se ha convertido en un elemento de adaptabilidad para estudiantes con discapacidad.

Algunos ejemplos son la ‘Pizarra Digital Interactiva’, un ordenador que guarda todo lo que se escribe sobre ella para poder recurrir a ello en un momento determinado. Esta modalidad de pizarra es perfecta para personas con dificultades para escribir/teclear… así pueden recurrir a la lección y obtenerla directamente en su ordenador. Fundación Universia ofrece un banco de productos de apoyo, el cual a través de un sistema de préstamo productos de apoyo con el fin de facilitar el desarrollo formativo y el empleo de personas con discapacidad.

En el ámbito de la universidad, cada día se instalan más los elementos de accesibilidad web, que dictan las palabras escritas para una mayor comprensión o para personas con discapacidad visual. Un ejemplo donde lo puedes comprobar es en la Guía de Atención a la Discapacidad en la Universidad, que expone todos los servicios que ofrecen las universidades españolas para los estudiantes con discapacidad. En Latinoamérica, también se llevan a cabo proyectos digitales accesibles: La Universidad Autónoma del Estado de Morelos, en México, tiene una Biblioteca virtual accesible, llamada ‘Biblioteca o sala Tiflotecnológica’, desde la cual todos pueden acceder a los contenidos de la universidad.

Si en tan poco tiempo hemos conseguido tantos avances, quedaran muy pocos años para protagonizar grandes proyectos de accesibilidad web y tecnologías diseñadas para mejorar y facilitar los estudios universitarios a todos los alumnos. Y tú, ¿Qué crees que habrá en el futuro?

 

Miriam RV

 

Déjate contagiar por el arte

En abril publiqué un post en el que escribí acerca de la importancia del teatro. Es una actividad cultural hecha por profesionales que cada día enriquecen y potencian sus habilidades y las muestran para que otros las puedan apreciar. El teatro, y el arte en general, nos trasporta a distintas atmósferas creadas por el autor, que con maestría, ha sido capaz de construir a partir de sensaciones.

Hoy 19 de mayo, comienza el Festival de artes escénicas ‘Una mirada diferente’ bajo el lema ‘Déjate Contagiar’ hasta el día 29. Organizado por el Centro Dramático Nacional del INAEM, se da cabida a distintas compañías artísticas y teatrales para dar a conocer su potencial y a artistas con discapacidad. Mañana podremos empezar a disfrutar de todas las representaciones que llevan preparadas desde hace muchos meses para esta semana especial y dedicada a las artes escénicas.

El objetivo principal del Festival es mejorar la visibilidad y la inclusión de los artistas con discapacidad en la vida cultural, mostrando el valor que la diferencia aporta en escena. A partir de hoy podremos ver en los teatros del CDN distintas representaciones de grupos internacionales como Wendy Hoose, de los escoceses Birds of Paradise y Random Accomplice (20 y 21 de mayo); el DJ Pascal Kleiman, que actuará en la Plaza de Lavapiés (20 de mayo); el espectáculo infantil El silencio de Hamelin, de Farrés Brothers (21 y 22 de mayo), entre muchos otros espectáculos.

El Festival procura servir como trampolín a artistas con discapacidad de diferentes disciplinas, motivo por el cual el cartel que lo representa está creado por una persona con discapacidad. Este año, Patricia Cid es la que ha ganado el concurso de carteles, organizado por CDN  Fundación Universia, en el que han participado unas 80 personas. ¡Enhorabuena, Patricia! Su propuesta es un collage que retrata la mirada desde un punto de vista algo distorsionado, lo que simboliza el valor diferencial que cada persona tiene.

El teatro es una disciplina primordial en el Festival ‘Una mirada diferente’, y por ello, el teatro Valle-Inclán del CDN abre su telón para dar paso al taller de investigación actoral, ‘La gente normal me asusta’. Este taller inclusivo en el que Fundación Universia también colabora becando la participación de los actores/bailarines/dramaturgos con discapacidad, se está realizando estos días con 20 artistas con y sin discapacidad en un modelo de Teatro Foro. El taller concluirá con una muestra del trabajo de los participantes el lunes 23 de mayo.

‘La gente normal me asusta’ promete muchas sorpresas. El Teatro Foro consigue que los actores traten situaciones cotidianas desde los personajes y que el público sea partícipe. ¿Te apuntas a ver la muestra?

 

Miriam RV

 

Proyectos de futuro

Ya estamos en mayo, el mes más representativo de la primavera pero también el mes de los exámenes, trabajos finales, y etapas por concluir. Muchos universitarios están ya a escasas semanas o incluso escasos días para terminar sus estudios y ser por fin graduados. Pero no os preocupéis porque la etapa que viene ahora es distinta y enriquecedora. Para empezar lo mejor posible os voy a dar unas pistas.

Una de las mejores opciones es hacer un máster, porque es una forma de seguir estudiando y que nuestro perfil académico sea más amplio. Los másters nos identifican con el mundo profesional que más nos gusta y nos abre puertas a la hora de buscar un trabajo, pero también hay que pensar bien cual escogemos. Por ello, Fundación Universia lanza de nuevo las Becas Máster Fundación Universia en el Centro de Estudios Garrigues para personas con discapacidad. Es el Centro de Estudios de uno de los bufetes de abogados más prestigiosos, y por ello sus programas de máster son una buena opción para ti.

Mario Márquez, estudiante de Máster en Garrigues con Beca Fundación Universia, relata su experiencia. “La beca me aportó la oportunidad de adentrarme en la fiscalidad internacional de la mano de unos profesores de primer nivel, así como conocer a compañeros geniales. En cuanto a mi desarrollo profesional, gracias al Máster, creo haber adquirido un conocimiento transversal y lo suficientemente específico para la dirección de compañías. Actualmente desempeño desarrollando nuevos mercados y conocer todas las implicaciones (incluidas las fiscales), supone un salto cualitativo a la hora de analizar alianzas estratégicas.”

Si aún no tenemos muy claro qué máster cursar, es mejor esperar hasta encontrar el que nos gusta. En esta situación lo mejor es hacer prácticas profesionales en empresas. Es una forma de entrar en el mundo laboral, conocerlo, aprender y sobre todo, adquirir orientación de cara al futuro y tener más claro si queremos hacer un máster o finalmente no. Puedes buscar tus prácticas profesionales y también empleo en el portal de Empleo de Fundación Universia, donde encontrarás distintas ofertas en las que inscribirte.

La tercera opción es aprender inglés. Unos meses en el extranjero mientras nos sumergimos en otras culturas es una buena experiencia que siempre es enriquecedora a nivel personal, pero también podemos aprender mientras realizamos prácticas o un máster. Uno de los programas de inglés para cursar es SPEAKING WITHOUT FRONTIERS, un voluntariado en el que empleados de varias empresas hablan en inglés por Skype o por teléfono con los jóvenes interesados en participar en el programa.

Y para verano, durante julio y agosto, la mejor opción es hacer un Voluntariado. Fundación Universia organiza un voluntariado en México . La actividad se desarrollará en Cholula, México destinada a universitarios con discapacidad que quieran realizar labores humanitarias e impulsar la educación inclusiva de niños en situación de vulnerabilidad.

Estas son buenas opciones para seguir formándonos tras terminar la universidad y cualquiera de ellas nos aportará valores personales y profesionales. Y tú, ¿Por cuál te decides?

 

Miriam RV

 

Una puerta nueva para entrar en la universidad

Estrenamos el mes de las flores con una celebración, la ‘Semana Mundial de la Educación’, donde en España, ha vuelto a dar que hablar la LOMCE, la Ley del Ministro Wert que modifica la LOE. Una de las principales características de esta Ley son las reválidas y como consecuencia de estas la desaparición de la Selectividad, lo que da lugar a la elaboración de una puerta nueva por la que pasar para entrar en la universidad: las reválidas.

Pero, ¿Qué son las reválidas?

Son pruebas que deben pasar los alumnos al final de cada ciclo: primaria, los alumnos de 4º ESO y los de 2º de bachillerato. Sin embargo, Varias comunidades autónomas han manifestado que no van a llevar a cabo dicha prueba en primaria. Por otro lado, la reválida de Bachillerato, que en un principio se concebía aparte de las PAU (Pruebas de acceso a la universidad), será ‘la nueva selectividad’.

Este año, será el último en el cual los jóvenes preuniversitarios harán ese examen tan temido que hace que pasemos la semana de mayor incertidumbre de nuestras vidas, ¿Entraremos en la universidad? ¿Lograremos la nota para la carrera elegida? ¿Acertaremos con nuestros estudios? Nos planteamos miles de preguntas que al final tienen respuesta unas semanas más tarde para volver a preguntarnos como será nuestra nueva etapa en la Universidad, y al final siempre resulta ser la mejor época de la juventud.

La selectividad desaparece pero la prueba de acceso no. El examen ya no se realiza en las universidades de cada Comunidad Autónoma, si no que se hace en los centros escolares, haciendo una media de Bachillerato con un examen final.

Fernando Zulaica, Presidente de la comisión organizadora de las pruebas de acceso de la Universidad de Zaragoza, dice “La evaluación final de Bachillerato será prácticamente igual a la actualsin preguntas tipo test. Y las universidades no haremos una prueba de acceso añadida”

Las universidades españolas y los futuros alumnos están expectantes de saber y conocer cómo será esta nueva prueba. Por ejemplo, Dolores Gónzalez, Responsable del Vicerrectorado de Estudiantes de la Universidad de Vigo, dice que “En realidad, lo que se ha hecho es intentar encajar la selectividad dentro de la legalidad”.

Nadie sabe cómo será este nuevo proyecto, ni cómo resultará el día que vea la luz, pero de lo que si estoy segura es de que a los jóvenes preuniversitarios les espera una etapa de aprendizaje, madurez y también de diversión.

 

Miriam RV