*

Cáscaras vacías llenan el teatro de luz

El Teatro María Guerrero, del Centro Dramático Nacional (CDN), brilló ayer con una historia de luces y sombras, de tragedia y alegría, en el estreno de la nueva obra de Magda Labarga y Laila Ripoll. Las “Cáscaras vacías” llenaron todas las butacas y desde la primera escena envolvieron a los espectadores con la magia que desprendieron sobre el escenario.

Allí estaban. Seis actores mostraron una historia real sobre el genocidio nazi contra las personas con discapacidad. En torno a 1940, antes de que estallara la II Guerra Mundial, los nazis decidieron eliminar a muchas personas por diferentes causas injustificables. Uno de los colectivos afectados por esta macabra acción, fueron las personas con discapacidad. Estas eran consideradas “vidas indignas de ser vividas” a las que denominaban “vainas huecas” o “cáscaras vacías”, y eran eliminadas en el Castillo de Hartheim.

El estreno de “Cáscaras vacías” ha hecho llorar, reír, y ha despertado todas las emociones posibles en el público, atento y expectante por ver como se iba sucediendo este drama con tintes de comedia. La idea que busca trasmitir la obra es que las personas con discapacidad tienen mucho que aportar, son habilidosas y sus valores les hacen únicos pero no distintos, al igual que ocurre con todas las personas. Hoy en día, sigue habiendo desconocimiento y hay personas que aún no han aprendido que nada distingue a nadie. Se trata de no ver “cáscaras vacías”, si no ver personas llenas de luz.

He podido ver un vídeo a modo de resumen en la página principal de “Cáscaras vacías” del CDN, y en los dos minutos largos que dura, he visto a los actores interpretando su papel, y haciendo de su personaje una persona real dentro de una escenografía que traslada directamente al Castillo de Hartheim en los años 40. En un post anterior, os comenté que de los seis actores, cinco tienen algún tipo de discapacidad y además, están vinculados a Fundación Universia gracias al Festival “Una mirada diferente”. Personalmente conozco a Ángela Ibáñez, que interpreta a Agnes y sé que ha estado preparando la obra con muchas ganas ¡desde aquí te deseo mucha suerte!

Luz tenue, sombras duras, austeridad y un vestuario sobrio hacen de esta obra la nueva apuesta original del Centro Dramático Nacional. Además, “Cáscaras vacías” es uno de los proyectos ganadores de la categoría de arte de la V Convocatoria de Proyectos Inclusivos de Fundación Universia y Fundación Konecta. El proyecto teatral fue presentado por la asociación 33% Cultura sin Límites.

Date prisa en coger tu entrada, porque solo acaba de empezar pero ya casi no quedan butacas libres. ¡Yo no me la pierdo!

Miriam RV

 

Universitarios de la BUAP crean un software para estudiantes con discapacidad

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), informó que universitarios desarrollaron un prototipo de software avanzado, el cual busca satisfacer las necesidades de lectura, visibilidad y audición en entornos académicos, para personas con discapacidad visual y auditiva.

Indicó que contribuye a la comunicación e interacción, mediante sistemas digitales, que será una herramienta en exámenes de admisión de instituciones de educación superior, como una nueva forma de enseñanza-aprendizaje y gestión de habilidades cognitivas y físicas. Resaltó que el prototipo forma parte de un proyecto en desarrollo que se sustenta en la investigación y diseño de un sistema alternativo de acceso a estudiantes con discapacidad, para favorecer su inclusión en la educación superior.

Añadió que lo anterior lo hace en formato de audio o visual (imágenes, textos, etcétera), para ser presentado según el perfil de usuario; y el registro del aspirante para desarrollar el examen, mediante la creación de un perfil en el que se indicará el tipo de discapacidad y necesidades del usuario.

Los estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP mencionaron que el proyecto se denomina “Sistema de examen adaptativo y aumentativo”, con el cual obtuvieron el primer lugar de la categoría Software avanzado en la Feria de Proyectos 2016, que organiza dicha unidad académica.

En su novena y última edición, los creadores Alexis Acocal Capilla y José Luis Galindo Cruz, demostraron la capacidad de este prototipo como sistema asistido para estudiantes. Subrayaron que lo anterior es para alumnos que, a pesar de contar con problemas físicos o cognitivos, tienen el deseo de estudiar una licenciatura para desarrollarse laboralmente, conseguir independencia y garantizarse una mejor calidad de vida.

La institución señaló que todo lo anterior surgió debido a que en México, 6 por ciento de la población vive con algún tipo de discapacidad, de este segmento 27 por ciento son personas con dificultad para ver y 12 por ciento con problemas de audición. Agregó que de ese total, los que tienen algún tipo de discapacidad visual, son los que más asisten a la escuela, según el INEGI, a partir de esto fue que los universitarios desarrollaron el prototipo.

Para más información haz clic AQUÍ

Voluntarios trotamundos

Os voy a presentar a dos personas que han tenido la oportunidad de hacer un voluntariado en el mejor momento de sus vidas. Son dos universitarios que contagian la vitalidad propia de los jóvenes y que han dejado huella en las personas que les han acompañado en su aventura. Como ya os he contado en otros post anteriores, el voluntariado es una experiencia muy gratificante y los voluntarios de Fundación Universia lo han podido vivir en primera persona. Muchos dedican unas horas al día para prestar su atención a personas que están envueltas en situaciones vulnerables, incluso otros dejan su lugar por un tiempo para salir a ayudar a mejorar la situación de países en vías de desarrollo. Esta  última opción es el caso de Jordi Gilabert y de Inés Carrasco.

Jordi es traductor y contacto con Fundación Universia para apuntarse al programa de voluntariado y está pasando unos meses en la Fundación Vicente Ferrer, en la India, donde aporta su granito de arena. En concreto, se encuentra en Annantapur, una de las zonas con mayor tasa de pobreza del país. Las palabras de Jordi reflejan a la perfección las emociones que está sintiendo con su trabajo en la India: “El trabajo es gratificante, estoy con unos 60 traductores hindús. Ellos traducen las cartas de los niños apadrinados, escritas en telugu (idioma de esta zona) al español, y yo ayudo”. Nuestro voluntario es un apasionado de su trabajo, por lo que este voluntariado está siendo una experiencia muy completa para él. Además, tiene mucho contacto con niños porque también ayuda a redactar cartas en inglés a los padrinos que no viven en España en agradecimiento de los pequeños.

Inés es una estudiante de fisioterapia y también contacto con Fundación Universia para hacer un voluntariado. Ha pasado un mes de verano en la sede de la Fundación Annur en Cholula, México. Nos ha mandado un montón de fotos que ilustran sus vivencias y que muestran todo lo que ha aprendido tanto a nivel personal como profesional. Ha pasado tiempo ayudando a niños en situación de vulnerabilidad. Inés ha compartido con nosotros esta reflexión: “Personalmente he conocido otro punto de vista; me he dado cuenta de que la discapacidad se vive de maneras muy diferentes, no solo en continentes distintos sino ya también dentro del mismo país. Hay familias que lo abordan muy bien, y otras no tanto. No hablo de recursos ni de medios, sino de actitud”.

Y precisamente la actitud es la llave del éxito personal que hace que seamos capaces de valorar nuestras habilidades y también ver las de los demás. Muchas veces hace falta vivir experiencias que exploten la burbuja en la que vivimos y nos hagan abrir los ojos y el voluntariado es una gran opción para observar vidas opuestas a la nuestra. Con la mirada y la comprensión podemos entender todas las perspectivas que la vida ofrece, y desde las cuales podemos observar diferentes realidades y empaparnos de todas las cosas buenas que obtenemos de ese aprendizaje.

Os invito a que valoréis hacer un voluntariado porque podéis aprender cosas nuevas y muy distintas a lo que vemos todos los días. La Fundación Vicente Ferrer está buscando otro voluntario para que pueda ayudarles en su tarea diaria para combatir la pobreza en la India, además Fundación Universia aporta una ayuda económica. Si estás en la universidad y tienes discapacidad te animo a que te apuntes, así podré escribir otro post como este sobre tu experiencia, ¡que será mucho más que positiva!

Miriam RV

 

La tecnología no se pone límites

El siglo XXI significa innovación e inmersión en una revolución tecnológica que cada día se desarrolla a pasos de gigante. Primero apareció el teléfono móvil, seguido del ordenador y del portátil, pasando más tarde por los smartphones, las tabletas y por los dispositivos de música. También la arquitectura ha cambiado y se ha fusionado con la tecnología para crear edificios que parecen obras de arte. Pero la tecnología no se pone límites porque también se ha colado en el campo de la medicina, en el arte contemporáneo, en los deportes y como no, en las universidades.

Tecnología y universidad es igual a investigación y desarrollo, y por ello he buceado por internet para buscar los últimos avances tecnológicos que han creado las universidades para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. He encontrado varias apps interesantes que cubren necesidades que hasta ahora no tenían una alternativa.

En España, la Universidad Carlos III de Madrid ha desarrollado una app de chat por bluetooth para personas con discapacidad sensorial. La aplicación, llamada “Blappy”, permite convertir mensajes de voz en texto y viceversa, además de incluir imágenes en alto contraste o la posibilidad de realizar zoom en la pantalla. Además, previamente también desarrollo una aplicación móvil con un sistema de guiado con sonidos 3D para personas con discapacidad visual. También en Madrid, la Universidad Europea ha diseñado la aplicación “Disabled Park”, que permite a las personas con movilidad reducida conocer el lugar exacto donde se encuentran las plazas de aparcamiento adaptadas de todo el mundo gracias a su plataforma web y su aplicación móvil.

En Argentina, me he encontrado con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Regional de Buenos Aires, que ha desarrollado la aplicación “Ayuda ya”, que trata de ser un complemento para personas con afasia, caracterizada por la incapacidad de comprender o producir el lenguaje. Ante esa imposibilidad, esta universidad desarrollo algo similar a un botón basado en lo que se conoce como comunicación aumentativa. Es decir, a partir de pictogramas o imágenes representativas se puede transmitir una necesidad.

Otra aplicación novedosa que ha revolucionado el desarrollo de apps para personas con discapacidad, es la aplicación llamada UIKA (vocablo Náhuatl, una de las lenguas originarias de México que significa “acompañar”), desarrollada por la empresa tecnológica Indra y por el Instituto Politécnico de México. Es una aplicación para dispositivos móviles de seguimiento y gestión de tareas destinada a personas con discapacidad intelectual. Indra también participa en una convocatoria de ayudas creada con Fundación Universia para buscar las mejores investigaciones tecnológicas para proyectos accesibles.

Estas son solo algunas de las aplicaciones más representativas que han desarrollado las universidades iberoamericanas, pero sin duda, cada día vamos a ser testigos de más avances nuevos que van a revolucionar nuestra forma de vida.

Miriam RV

 

Ellos construyen el futuro

Celebramos una semana especial en el ámbito educativo porque damos gracias a los docentes por su labor, y este año, algunas universidades lo han celebrado de forma original. La docencia es una labor importante y de responsabilidad, porque se trata de formar personas para que conozcan sus habilidades, saquen lo mejor de sí mismos a nivel académico, profesional y personal y gracias a ello, construir el futuro. Y es por esto que cada día, las universidades se esfuerzan por enseñar y aprender de sus alumnos para dar los mejores servicios.

En el ámbito de la discapacidad, casi todas las universidades iberoamericanas cuentan con servicios que ofrecer a sus alumnos y cada día aparecen nuevos proyectos por la inclusión. Ayer, el mismo día de los docentes, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria celebró el día recogiendo el galardón “Joven Canarias 2016” por la promoción social de las personas con discapacidad y desde aquí les doy su merecidísima ¡enhorabuena!

Los docentes y alumnos de la facultad de humanidades y ciencias de la comunicación de la Universidad San Pablo CEU, han hecho una campaña en redes sociales y en su laboratorio de comunicación OnCEUlab, con vídeos donde cada profesor narra su experiencia positiva  y los alumnos lo cuentan desde su perspectiva. Es una manera original de conmemorar el día porque a través de las redes sociales todos podemos ser partícipes de ello, ¡incluida yo que soy antigua alumna!

La Universidad Pontificia de Comillas ICAI-ICADE de Madrid ha creado una cátedra que trata de acercar los estudios a personas con discapacidad intelectual. El programa se llama “Demos”, nombre que procede de Demóstenes, el mejor orador de la historia y sin embargo era tartamudo. Demóstenes fue un ejemplo de superación porque logró enfrentarse a su dificultad demostrando que se puede con todo y que sólo es una cuestión de actitud y de voluntad.

Demos no solo trata de formar a sus alumnos con estudios académicos, sino que su principal objetivo es que estos jóvenes puedan disfrutar de una vida universitaria como cualquier estudiante de su edad. Participan de las actividades que la universidad ofrece y la experiencia es bidireccional porque a cada alumno del programa se le asigna un estudiante universitario con quien comparte aficiones culturales, como teatro, pintura o actividades físicas.

Y ahora nos vamos al país del guacamole y de los burritos porque en la Universidad Iberoamericana de México, he descubierto el programa “Somos uno más”, que al igual que “Demos”, pretende la inclusión educativa y social de jóvenes con discapacidad intelectual. Esta iniciativa está unida al programa “Construyendo puentes”, que ya lleva ocho años en la universidad Iberoamericana de México. Forma a los jóvenes para una vida independiente y plena en el ámbito personal y social, así como proporcionarles herramientas para la vida laboral.

Creo que celebrar la labor del docente con un día oficial es una buena forma de agradecer todo lo que los profesores hacen por nosotros y por lograr que nos convirtamos en lo que hoy somos. Agradecer que cada día reinventen la enseñanza para crear nuevos horizontes y fomentar la inclusión. Desde aquí les doy las gracias a todos los docentes que me han dado clase y les felicito por todo lo que he aprendido de ellos. ¡Gracias!

 

Miriam RV