*

Cáscaras vacías llenan el teatro de luz

El Teatro María Guerrero, del Centro Dramático Nacional (CDN), brilló ayer con una historia de luces y sombras, de tragedia y alegría, en el estreno de la nueva obra de Magda Labarga y Laila Ripoll. Las “Cáscaras vacías” llenaron todas las butacas y desde la primera escena envolvieron a los espectadores con la magia que desprendieron sobre el escenario.

Allí estaban. Seis actores mostraron una historia real sobre el genocidio nazi contra las personas con discapacidad. En torno a 1940, antes de que estallara la II Guerra Mundial, los nazis decidieron eliminar a muchas personas por diferentes causas injustificables. Uno de los colectivos afectados por esta macabra acción, fueron las personas con discapacidad. Estas eran consideradas “vidas indignas de ser vividas” a las que denominaban “vainas huecas” o “cáscaras vacías”, y eran eliminadas en el Castillo de Hartheim.

El estreno de “Cáscaras vacías” ha hecho llorar, reír, y ha despertado todas las emociones posibles en el público, atento y expectante por ver como se iba sucediendo este drama con tintes de comedia. La idea que busca trasmitir la obra es que las personas con discapacidad tienen mucho que aportar, son habilidosas y sus valores les hacen únicos pero no distintos, al igual que ocurre con todas las personas. Hoy en día, sigue habiendo desconocimiento y hay personas que aún no han aprendido que nada distingue a nadie. Se trata de no ver “cáscaras vacías”, si no ver personas llenas de luz.

He podido ver un vídeo a modo de resumen en la página principal de “Cáscaras vacías” del CDN, y en los dos minutos largos que dura, he visto a los actores interpretando su papel, y haciendo de su personaje una persona real dentro de una escenografía que traslada directamente al Castillo de Hartheim en los años 40. En un post anterior, os comenté que de los seis actores, cinco tienen algún tipo de discapacidad y además, están vinculados a Fundación Universia gracias al Festival “Una mirada diferente”. Personalmente conozco a Ángela Ibáñez, que interpreta a Agnes y sé que ha estado preparando la obra con muchas ganas ¡desde aquí te deseo mucha suerte!

Luz tenue, sombras duras, austeridad y un vestuario sobrio hacen de esta obra la nueva apuesta original del Centro Dramático Nacional. Además, “Cáscaras vacías” es uno de los proyectos ganadores de la categoría de arte de la V Convocatoria de Proyectos Inclusivos de Fundación Universia y Fundación Konecta. El proyecto teatral fue presentado por la asociación 33% Cultura sin Límites.

Date prisa en coger tu entrada, porque solo acaba de empezar pero ya casi no quedan butacas libres. ¡Yo no me la pierdo!

Miriam RV

 

4 Comments

  1. 28 octubre, 2016 at 12:36 pm

    Enhorabuena a la Fundación Universia por el trabajo de inclusión que están haciendo y enhorabuena a la escritora de este post por tu inmensa sensibilidad

    • Marta-Reply
      28 octubre, 2016 at 1:03 pm

      Muchas gracias! Estamos emocionadas con este proyecto y también con poder contar con MIRIAM RV como blogger de la Fundación 🙂

  2. Gonzalo-Reply
    28 octubre, 2016 at 4:07 pm

    Muy bien articulo

  3. Gonzalo-Reply
    28 octubre, 2016 at 5:58 pm

    Estupendo plan ,¡qué ganas de ver la obra! Muy buena recomendación.

Leave A Comment