*

Descubriendo la diversidad universitaria

Diseño portada5

Hoy voy a empezar este post con un número, con el 20.695. Parece que me ha tocado la lotería, pero lo cierto es que aunque habría sido una muy buena noticia, la realidad es que no, y tampoco es que esta cifra me haya inspirado de repente. Se trata de un número que tiene un gran significado en el mundo universitario español. Este famoso 20.695 representa a los estudiantes con discapacidad matriculados en España.

La Guía de Atención a la Discapacidad en las universidades españolas de este año 2016, señala un dato positivo, y es que en España, cada vez son más los estudiantes con discapacidad que eligen las universidades presenciales para estudiar y formarse, en concreto suman un 7% más que el año pasado. Pero a su vez, también ha disminuido un 7% los que se decantan por los estudios a distancia.

Al igual que en España se ha elaborado una “llave” con la que poder abrir el acceso a la universidad para las personas con discapacidad, en América Latina también se pueden consultar los servicios que ofrecen las universidades en esta región del Globo en Espacio Universidades Iberoamericanas de esta página web.

Los universitarios, además de ser personas jóvenes e inquietas, cada año tienen más oportunidades de iniciarse en el mundo laboral. En la época de estudiante, la mayoría se decantan por realizar prácticas profesionales y así comenzar a cosechar experiencia de cara a un futuro próximo. Muchos momentos de inquietud, de incertidumbre y de ilusión envuelven a las personas que se están acercando cada vez más al mundo laboral, y por ello, varias empresas realizan talleres y explican su labor. Un ejemplo de ello es Repsol, empresa del sector de la energía petroquímica que, a través de su Fundación, este 30 de marzo encabezará un taller de orientación con jóvenes universitarios, fundaciones y orientadores. Fundación Universia, que el año pasado ayudó a 60 estudiantes con discapacidad a encontrar sus prácticas profesionales, participa en esta jornada de orientación en vocación profesional.

Cada día, la universidad es un punto de encuentro para jóvenes expectantes llenos de espíritu, ganas, inquietud,  intereses… con distintas cualidades y habilidades que les caracterizan. Ya no hay que pensar en estudiantes con o sin discapacidad, solo hay que entender que cada persona es única y por tanto tiene unas características que le identifican. Es por esto, que las universidades se adaptan a las cualidades de cada persona, y esto es la diversidad: la distinción de cada uno.

 

Miriam RV

 

Leave A Comment