*

La inclusión es el proyecto de todos

En los últimos años el concepto que tiene la sociedad sobre la discapacidad ha cambiado mucho. Poco a poco la inclusión empieza a ser un ejercicio social realizado por todos y también se comienzan a normalizar las diferentes situaciones. Aunque se ha mejorado mucho, aún queda por avanzar, por ello, varias universidades, empresas y entidades sin ánimo de lucro realizan proyectos para la inclusión.

Fundación Universia lanza la V Convocatoria de Proyectos Inclusivos, en las categorías de empleo y formación, arte e investigación, tres pilares fundamentales que engloban grandes facetas de las personas. Son varias las entidades que presentan sus proyectos, de los cuales uno será ganador y se llevará una ayuda para llevar a cabo su proyecto inclusivo. ¿Quién será el finalista de este año?

También, las empresas están dispuestas a participar en prácticas para la inclusión y para la integración. Cada día son más las que ofrecen empleo y además forman parte de ejercicios de concienciación social. La empresa británica de telecomunicaciones BT (British Telecom), IBM España y Banco Santander son miembros de un voluntariado llamado Speaking Without Frontiers, que ofrece lecciones de inglés a jóvenes universitarios con discapacidad por parte de los empleados voluntarios de la empresa. Es una manera de hacer que tanto los universitarios como los empleados interactúen entre ellos y conozcan realidades tan desconocidas para ellos.

Las universidades son quizás la parte esencial de la inclusión, porque de ellas depende la formación de las personas. Cada día, son más las que se apuntan a participar en prácticas que fomenten la integración y la normalización. Se esfuerzan en mejorar la accesibilidad de sus instalaciones y en que sus alumnos tengan los medios necesarios para aprender. Seis universidades madrileñas, lideradas por la Universidad Carlos III (UC3M), desarrollan el proyecto ‘Madrid sin barreras’ para favorecer la inclusión social de las personas con discapacidad. Estos centros analizan las normativas de accesibilidad en educación, empleo, movilidad o participación para mejorar la regulación existente. Es un proyecto  Comunidad de Madrid y el Fondo Social Europeo. Las otras cinco universidades participantes son la Universidad de Alcalá, la Autónoma de Madrid, la UNED, la Politécnica y la Pontificia de Comillas.

Estas son algunas de las prácticas de inclusión que se están llevando a cabo por parte de empresas, entidades sin ánimo de lucro y universidades, pero el mejor ejercicio social de inclusión es el que hacemos cada uno de nosotros, el individual, y de ahí viene la expresión “aportar un granito de arena”.

 

Miriam RV

 

Leave A Comment