*

La universidad es una caja de sorpresas

Cada año, la universidad alberga más estudiantes con ganas de alcanzar sus sueños. Futuros médicos, abogados, ingenieros, periodistas, artistas… pasan por una de las mejores etapas de sus vidas para convertirse en los profesionales que quieren ser. Pero la universidad no solo les hace madurar, y tampoco es solo estudiar. En el ámbito de las ciencias también se trata de investigar.

Las universidades, fuentes de conocimiento, caminan a la vez que el desarrollo tecnológico, y por ello se han puesto en marcha para investigar y desarrollar nuevos servicios y productos que consiguen que la tecnología mejore la calidad de vida de muchas personas. Cada vez la tecnología nos acompaña más en nuestro día a día y cumple una función de apoyo.

Muchas universidades están creando grupos de investigación I+D+I sobre tecnología y están poniendo en marcha interesantes proyectos. Por ello, la empresa de consultoría tecnológica Indra, ha creado la I Convocatoria de Ayudas a Proyectos de Investigación de Tecnologías Accesibles Indra – Fundación Universia, para grupos de investigación de universidades españolas. Estas ayudas económicas se convocan para la realización de proyectos de innovación y desarrollo de tecnologías accesibles que tengan por finalidad el desarrollo de cualquier producto (incluyendo dispositivos, equipos, instrumentos y software) que pueda ser utilizado por, o para personas con discapacidad. ¡Ánimo a que os apuntéis si tenéis un buen proyecto que apoyar!

Algunas universidades ya han mostrado sus proyectos de investigación, entre ellos, se están desarrollando muchas apps para IOS y Android que ofrecen diferentes servicios para personas con discapacidad. Como ejemplo, La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), ha presentado un nuevo sistema de guiado con sonidos 3D para personas con discapacidad visual, desarrollado por Geko NAVSAT, una compañía apoyada por el Vivero de Empresas del Parque Científico de la UC3M.

Las tecnologías han revolucionado el mundo y su estructura. Antes no había teléfonos móviles, tampoco había ordenadores, y mucho menos videojuegos ni robots. En contraste con ello, hoy en día la ciencia tecnológica se aplica a las telecomunicaciones, al ocio, e incluso a la medicina, y solo han pasado unos 25 años. Estoy segura de que en unos pocos años, las universidades y las tecnologías nos van a sorprender con nuevos desarrollos en aplicaciones accesibles y con nuevos servicios que mejoren la calidad de vida de las personas con discapacidad, entre muchos otros avances.

 

Miriam RV

 

Leave A Comment