*

Las universidades incorporan estudiantes con discapacidad

alt="estudiantes con discapacidad"

Las universidades ponen en marcha programas para integrar a estudiantes con discapacidad y que puedan adquirir conocimientos con mayor comodidad

Educarse es un derecho de todos. Ahora, ¿qué pasa cuando tener algún tipo de discapacidad dificulta el cumplimiento de este derecho? Muchas universidades en el país se encuentran a diario con el desafío de proveer un espacio de igualdad de oportunidades para estudiantes con discapacidad auditiva, visual o motriz. “La mayor dificultad para aprender no está en las deficiencias que puede tener una persona, sino en las barreras físicas, comunicacionales, culturales y actitudinales que tiene el entorno”, sostiene Juan Pablo Vega, responsable de accesibilidad del Centro de Sustentabilidad Social de la Universidad Siglo 21. En esta línea. Ezequiel Bramajo. director el Departamento de Ingreso de la Universidad Católica Argentina (UCA), destaca la necesidad de crear entornos inclusivos que valoren las diferencias y se muestren abiertos a ofrecer el apoyo necesario para que alumnos con discapacidad puedan desarrollarse plenamente.

Muchas veces los esfuerzos de las instituciones educativas para garantizar la accesibilidad, ya sea comunicacional, pedagógica y física, de todos los estudiantes están relacionados con adaptar condiciones edilicias, como rampas de acceso, ascensores y baños, por ejemplo, para aquellos con dificultades motrices y garantizar espacios bien iluminados para los que tienen visión reducida.

En el caso de las personas que utilizan audífonos o implantes cocleares, la Universidad de Buenos Aires (UBA) proyecta instalar aros magnéticos rodeando el perímetro de las salas, que son amplificadores que permiten una transmisión del sonido sin los efectos adversos de la distancia o el ruido de fondo. Este plan es parte del Programa Institucional de Comunicación Accesible de la UBA, que también prevé el desarrollo del Centro de Comunicación Accesible UBA, un espacio dotado con tecnología e intérpretes en lenguas de señas con formación académica que posibilitará la vídeo interpretación para transmitir en tiempo real lo explicado en las clases a estudiantes con discapacidad auditiva.

En la Universidad de San Andrés también apelan a la tecnología, a través de computadoras personales con sintetizador de voz para que los estudiantes con discapacidad accedan a información o tomen apuntes. Desde la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), su vicerrectora general, María Laura Pérsico, señala que ellos también adoptaron por iniciativas como el enfatizar para alumnos sordos, los intercambios vía maíl por sobre las consignas orales o el mantener constante un aula para las personas no videntes y así que tengan un mejor conocimiento y manejo del espacio físico. Asimismo, para la próxima colación de grados en la que recibirá su título una egresada hipoacusíca, la universidad contrató un intérprete de lenguaje de señas para el desarrollo del acto.

La Universidad de San Andrés (Udesa) fue haciendo cambios en función de sus experiencias. Por ejemplo, ofrecen a sus alumnos con algún tipo de discapacidad la posibilidad de sustituir materias para graduarse, y les dan excepciones a los plazos máximos fijados para completar los estudios, así como también a los tiempos de entrega de exámenes o papers, o su modalidad, oral o escrito. Además, otorgan permiso para incorporar un asistente personal del alumno para que tome apuntes, los ayude para ubicarse espacialmente y asista con la lectura, entre otros.

Fuente información: http://www.diariobuenosaires.com.ar/nota2.asp?IDNoticia=45114

Leave A Comment