*

Prácticas, Bootcamps y Programación son las tendencias de la educación actual

Es ya un hecho contrastado que la Universidad tradicional no ha podido evolucionar a la velocidad a la que lo han hecho las empresas en los últimos años. La irrupción de la tecnología y su forma de influir en casi todos los aspectos de una compañía ha creado la necesidad de formar nuevos perfiles, cada vez más rápido y de forma más efectiva.

En este sentido, hay escasez de formación específica, puesto que se crean 120.000 puestos cada día en el sector de las TI y se prevé que para 2020 habrá 900.000 puestos sin cubrir. A esto se unen las personas que necesitan conocer la tecnología de forma tangencial en su sector o que, directamente, quieren cambiar de carrera. Físicos que quieren programar, emprendedores que quieren diseñar su propia app.

Después de muchas lecturas, he concluido en un modelo de educación que se consolidará en los próximos años, basado en las formaciones cortas e intensas, importancia de las prácticas, más aptitudes que títulos, formación universal y programación como idioma de vida.

1.FORMACIÓN CORTA E INTENSA

En los últimos años han nacido nuevos modelos educativos pensados para formar profesionales de forma rápida, pensando en su inserción en el mercado laboral. Es el caso de los ‘bootcamps’, creados en 2012 en Silicon Valley para formar programadores en tecnologías muy concretas en tan solo 9 semanas.

 2. MAYOR IMPORTANCIA DE LAS PRÁCTICAS

Cada vez más importante que las formaciones tengan un buen componente práctico que capacite a los alumnos para trabajar desde el minuto uno. Aún así, es importante hacer práctica en empresas que te muestren la realidad del día a día.

Beca Prácticas Profesionales Santander Incluye ¡Solicita la tuya! 

3. MENOS TÍTULOS Y MÁS APTITUDES

Primero fue Google la que afirmó que ya no daba importancia al expediente académico. Después fueron grandes consultoras como Ernst and Young, Pricewaterhouse o Deloitte las que se sumaron a dar poca importancia a esto para fijarse en otro tipo de habilidades, como ingenio, creatividad o conocimientos tecnológicos concretos.

4. FORMACIÓN UNIVERSAL

España ocupa el puesto 36 de 109 países en el Índice de Competitividad por el talento Global, según un estudio de 2016 elaborado por Adecco. Lamentablemente, esta buena posición contrasta con la baja puntuación en el ranking de capacidad de retener ese talento (puesto 89 de 109). Es decir: España es uno de los países con mayor fuga de cerebros del mundo.

5. PROGRAMACIÓN COMO IDIOMA UNIVERSAL

Los motivos son evidentes: se trata de un “idioma” universal que permite acceder a una profesión, independientemente del país. Además, debido a la importancia creciente de la tecnología en todas las empresas, son muchos los perfiles que deben saber programar, aunque sea a un nivel básico, para entender mejor cómo funciona dónde trabajan o desempeñar ciertas funciones

YOMAR

Yomar_LP,

Leave A Comment