*

¿Somos la Generación Perdida o Encontrada?

Hola Amigos. Espero que hayáis tenido un buen comienzo de semana. Hoy vengo a hablaros sobre nuestra generación, ya que últimamente se habla mucho de ella, y me parece que nos equivocamos mucho. ¿Os suena esta conversación?

Adulto: “¿Qué quieres estudiar?”

Yo: “Pues la verdad que aún no se…me gusta todo…”

Adulto: “¡Pero ya sabrás por dónde van los tiros!

Yo: “Bueno… si… no se…”

Adulto: “Si es que… ¡Sois la generación perdida!”

-Le miro, perpleja-

Adulto: “No sabéis lo que queréis. Os faltan la motivación y las ganas que teníamos nosotros a vuestra edad.”

A ver, clarifiquemos. Creo que no es que nos falte motivación, más bien, es que el desconocimiento de las opciones que tenemos nos confunde, porque nos falta información en cuanto al contenido de cada carrera.

Tenemos miedo a equivocarnos. Más que nada, es que no queremos elegir una carrera y más adelante arrepentirnos de lo que hemos elegido. Por ello, preferimos vivir en el “No sé, ya decidiré”, porque el no tener que decidir nos da seguridad. Si no decidimos, no nos podemos equivocar, y eso es seguro. ¿Por ello, somos la “generación perdida”? No. Más bien, yo creo que somos la “Generación encontrada”.

Queremos ser felices en un futuro con lo que hagamos en la vida. Eso lo tenemos claro.  Algunos queremos cambiar el mundo, otros queremos descubrir, otros escribir, y otros prefieren un rol más pasivo en el mundo laboral, pero más activo en otros áreas de nuestra vida.

Cada persona es única. Otros muchos, no sabemos qué queremos hacer, y eso está bien. Hay que aprender a no preocuparse por ello, ya que más que un impedimento, es una oportunidad. Una oportunidad para descubrirnos a nosotros mismos y encontrarnos como personas.

  ¿EN QUÉ FALLAMOS?

No gozamos del camino que supone buscarse a sí mismo. En los medios de comunicación hoy en día, todo nos parece atractivo, y queremos hacer de todo para no “quedarnos atrás”.

Idealizamos todo aquello que vemos en Internet, y creemos que es real por el simple hecho de aparecer en la red. Intentamos emularlo, y en el proceso perdemos los aspectos más bonitos de nuestra propia vida.

Que no centramos nuestro esfuerzo en un solo objetivo, sino en tres o cuatro, y por lo tanto nos desarrollamos como personas aptas para muchas cosas pero a un nivel más bajo que si lleváramos toda la vida haciendo solo una.

TODO SE VE COMO UN PROBLEMA, Y NO LO ES

Esto, al exterior, puede dar la  impresión equivocada de que somos una generación poco original y sin ideas, que nos copiamos los unos a los otros por falta de originalidad. ¿Nunca habéis oído que la mejor forma de aprender es copiando? Parece que somos unos descentrados que no queremos tener las cosas claras. Que estamos “perdidos”.

¿Pues sabéis qué? Que sí, estamos perdidos. Pero eso nosotros, no nuestra generación. Somos la generación de crear. Somos la generación de innovar. Somos la generación de aceptar. Somos la generación de probar y equivocarnos y que no pase nada. Somos la generación que no tenemos nada que encontrar más que a nosotros mismos como individuos. Yo no sé quién soy, pero tengo muy claro que con el resto de mi generación somos invencibles.

GENERACIÓN ENCONTRADA

-¿Entonces… por qué no os encontráis de una vez y os dejáis de rollos?

Porque no tenemos prisa. Porque entendemos algo que  a muchos adultos les cuesta entender. La belleza se encuentra en el viaje, no en el destino. Entonces no nos queremos definir.  Ese es el gran descubrimiento que hemos hecho, y por eso somos la generación encontrada, no perdida. Porque perderse es algo conceptual, y para nosotros no es negativo.

De hecho, es una oportunidad brutal para crear y desarrollar. Nos hemos perdido y nos hemos encontrado en la incertidumbre. No tenemos prisa para llegar a ninguna parte, porque sabemos hacer el viaje bueno, y disfrutar de él.

No es que seamos la generación perdida, es que vosotros erais la generación de los resultados. Buscáis resultados. Pruebas físicas de vuestros logros. Nosotros no nos medimos por resultados y eso nos da pie a equivocarnos y que sea una experiencia de aprendizaje positiva. Nuestro logro es saber estar perdidos y disfrutar de ello.

Somos la generación encontrada porque hemos descubierto que nuestro lugar es no tener lugar, nuestra generación debe permanecer perdida porque así vamos a descubrir y crear mucho más que si nos definiéramos.

Porque ponernos etiqueta ya nos restringe. Y queremos que nuestra generación sea la generación de la libertad. Somos la generación de hacerle un hueco a todo el mundo para que cada uno sea como quiera ser, y para eso no nos podemos definir. Cada individuo se define así mismo, no le define la generación.

Leave A Comment