*

TOC, TOC ¿Qué es?

Estos días de navidad me ha dado tiempo a revisar el panorama televisivo nocturno y me pare a ver el programa “Hora Punta” de Javier Cárdenas en Tve, esa noche de 2 de enero se trataba el tema de la enfermedad de TOC. Para ello contaban en la tertulia con Manel Atserias un abogado que relataba su trastorno, y Blanca Bueno, presidenta de la asociación TOC 2.0.

Atenta escuchaba todo lo que relataban cada uno de los invitados, hasta que el presentador hacía la pregunta del millón:

“Una pregunta, el otro día trajimos a esta mesa a un grupo de superdotados que nos decían que se atraen entre ellos. Y las chicas se habían casado con otros superdotados y los hijos eran también superdotados… ¿Sabéis por dónde voy, no?, ¿Te entiende más otra persona que tiene otro TOC? Me refiero, ¿tendéis a juntaros más las personas que tenéis TOC o es otra historia o al contrario, es peor?”

¿Qués es el TOC?

Ante esta pregunta no se hicieron tardar los comentarios en las redes sociales, pero me pregunto:  ¿sabemos de los que estamos hablando cuando ponemos en nuestra boca la palabra TOC?

El diccionario de la Real Academia Española indica que obsesión es una perturbación anímica producida por una idea fija, y es también una idea que con tenaz persistencia asalta la mente. En el lenguaje coloquial lo llamamos manías, pues estas parecen menos graves y se acercan a al normalidad.

Así, decimos casi siempre ” tengo la manía de mirara si llevo el móvil en el bolso”; “tengo la manía de mirar la habitación al irme de casa”, “tengo la manía…”. Son algunos signos de un perfil obsesivo que denominamos  manías. Estos actos  denotan una pérdida de control sobre ti mismo.

La mayoría de pacientes son conscientes de sus actos absurdos u obsesivos, pero no pueden evitar hacerlo. Es como si el tener conciencia de lo irracional de sus conductas fuera coraza contra la pérdida de control.

Síntomas clínicos de las personalidades obsesivas

  1. Excesiva preocupación por el orden, la organización o el horario, hasta extremos que, más que favorecer el rendimiento, lo entorpecen.
  2. Dedicación extrema al trabajo, olvidándose de las obligaciones familiares o sociales.
  3. Gran rigidez en las concepciones éticas o morales, sin posibilidad de modificarlas.
  4. Terquedad, renuncia a delegar tareas, por temor a que los demás no las realicen como a ellos les gusta.
  5. Son grandes acumuladores de ropa, libros u otros utensilios, aunque no tengan valor sentimental.

Claves para vivir con una personas con TOC

  1. La familia debe ser comprensiva con el enfermo  y con sus actuaciones, para que no se sienta descalificado o ridiculizado. La familia no debe impedir la actividad ritualista del paciente de trastorno obsesivo compulsivo, pues ello produciría mayor ansiedad en él.
  2. No recriminación o enfado por parte de la familia, no es la mejor medida para que el paciente abandone los rituales.
  3.  También, debemos evitar el otro extremo, es decir, no seamos participes de sus rituales.
  4. Se debe hablar con la persona sobre la necesidad de poner límites a sus obsesiones, aunque momentáneamente esto le produzca angustia.
  5. Hable abiertamente sobre ello  con la gente para que puedan entenderlo y apoyarle. No permita que la vergüenza ajena de las demás personas  o su desconocimiento sobre la enfermedad le dicte sus sentimientos hacia su familiar.
  6. Por último, es aconsejable poner en práctica medidas que favorezcan el desarrollo de la autoestima del familiar afectado con TOC, mostrando interés por las acciones que no tienen que ver con sus rituales obsesivos.

 

YOMAR

Yomar_LP,

Leave A Comment